En este post, vamos a explicar de forma breve la utilidad de los hornos de vapor.

Las cocciones al vapor están tomando auge y son cada vez más populares. Se debe a que el alimento, en estos hornos, se trabaja libre de grasas. La cocina al vapor nos proporciona una cocción de lo más saludable, no precisa adición de elementos grasos y mantiene mucho más que otras técnicas culinarias las vitaminas y minerales de los alimentos. Cada vez encontramos más herramientas para cocinar al vapor y el mencionado horno es una de las más demandadas.

Hasta hace pocos meses la cocción en hornos de vapor era algo reservado a gente con una clara inclinación por una cocción libre de grasas o a gente con mucho poder adquisitivo que, tenía presupuesto y espacio para disponer de horno convencional, horno a vapor y microondas o también clientela que buscaba prestaciones de cocina profesional. Esto a cambiado y hoy, existen hornos que pueden combinar cocción tradicional, cocción vapor y precios más asequibles.

Cocinar en el horno de vapor tiene muchos beneficios. Como ya he dicho, conserva en mayor medida los nutrientes, potencia el sabor, el aroma, la textura e incluso los colores de los alimentos. La cocción se realiza de forma homogénea y como cuentan con un sistema de regulación electrónica del vapor, el alimento no se cocinará en exceso. No olvidemos que este tipo de cocción también nos quitará trabajo a la hora de la limpieza del horno, ya que no se engrasa y no salpica.

Podemos encontrar varios modelos de hornos de vapor. Los hay con esta única función y, a veces, puede resultar muy útil que realice cocciones combinadas; desde el modo de horno convencional hasta las funciones especiales como horno de leña, descongelación, descalcificación o precalentar la vajilla entre otras. También ofrecen distintos programas para cada grupo de alimentos y la cocción al vapor a distintos grados, con o sin presión.

Hoy en día, prácticamente todos los fabricantes importantes de electrodomésticos tienen en su catálogo un horno de vapor pero, evidentemente no todos con las prestaciones expuestas anteriormente. Así pues, el precio de los hornos de vapor dependerá del fabricante y de las funciones que realice el horno, pero tienen una media de 1.000 €.