Duchas y algo más

 

En alguna ocasión, hemos comentado que la tendencia en el interiorismo pasa por unificar y fusionar espacios y cualquier rincón del proyecto que estemos realizando, hacerle partícipe del resto.  

En los hogares, las duchas, las bañeras, los lavabos, etcétera, ya no son elementos o partes de un baño. Éste, con todos sus componentes, debe generar volúmenes diferenciados que formen parte del resto del hogar. Al igual que en cualquier otra estancia, cada parte se integra en el todo y éste, a su vez, crea espacios globales. El orden, la combinación de tonalidades y la funcionalidad de los espacios, siguen siendo esenciales para el buen resultado de nuestro proyecto.

El minimalismo también se apodera de los cuartos de baño y, por fin, se recupera un espacio más para la casa.

Cualquier componente arquitectónico puede ser un elemento meramente decorativo y éstos, pueden transformarse también,  en piezas más técnicas que estéticas.

Algunas imágenes para refrescar nuestras ideas…